Consejos para tener tu propio huerto urbano en casa

¿Te has planteado alguna vez cultivar y comer productos propios? Sí, estamos hablando de tener un huerto urbano. Crear uno en casa se ha convertido últimamente en una de las tendencias más de moda. La sensación de conectar con la naturaleza y recoger los frutos de tu propia labor ofrece una gran satisfacción. Además, un huerto puede llegar a producir 20kg de comida al año en un espacio de dimensiones reducidas. Es sin duda un hobby que a muchas personas apasiona, relaja y divierte.

En este artículo, te ayudaremos y daremos consejos para que empieces a construir tu propio huerto urbano.

El primer paso es saber, ¿cuál será el mejor lugar?

Huerto urbano en tu balcón

Elígelo bien. En tu terraza o balcón, la mejor disposición es la que se sitúa en el este o el oeste. ¿Por qué? Porqué si está en el norte recibirá durante el día mucha sombra y si está hacia el sur recibirá mucho calor durante la época de verano. Este factor puede dificultar el crecimiento de tus plantas y el desarrollo de sus frutos. En caso de tener poca luz, se pueden crear superficies que ayuden a incrementarla. ¿Sabías que las paredes blancas incrementan la luminosidad? Es una idea que puede servirte si tienes un espacio con poca claridad.

Es hora de comprar los recipientes

Recipientes para huerto urbano

En Jaype te ayudaremos a elegir los recipientes que mejor se adapten a tu cultivo o a las plantas que quieres cultivar. ¿Qué debes tener en cuenta antes de comprarlos?

  • La inversión: el dinero que estás dispuesto a invertir en tu huerto.
  • El espacio: la superficie de que dispones para el huerto.
  • El uso: el tiempo de uso que vas a darle al huerto.

Una vez tienes claros estos puntos, debes saber qué tipo de macetas hay:

  • Macetas sin y con reserva de agua: son las macetas de toda la vida, que nos servirán también para cultivar hortalizas, que cuentan con reserva de agua y te ayudan a facilitar el riego.
  • Sacos de rafia: son ligeros y fáciles de transportar. Tienen un material geotextil permeable al agua y muy resistente. Además, tienen bastante profundidad para plantar diferentes hortalizas.
  • Cajones de cultivo: ideales para nuestra isla. El fuerte viento del norte que caracteriza Menorca puede ser un inconveniente según donde tengamos ubicado el huerto. Estos cajones tienen la ventaja, a diferencia de otros, que soportan estas condiciones climáticas.
  • Mesas de cultivo con patas: tienen gran capacidad para albergar el sustrato (hablaremos más tarde de este elemento), y son ideales para plantas de pie y para cultivar especies que no crecen en altura. Soportan los cambios de temperatura y están disponibles en diversos materiales.

Una vez tengas los recipientes elegidos, será hora de comprar el sustrato. Ya lo habíamos mencionado anteriormente, es el alma del cuerpo de la planta. Es la zona donde se desarrolla la raíz, y donde se absorben los nutrientes y el agua para el crecimiento. Un buen sustrato hará que la planta crezca óptimamente y nos de buenos resultados. La mejor composición es:

  • 60% fibra de coco
  • 40% hummus de lombriz

A partir de ahí, sólo tendrás que decidirte entre: sembrar o plantar

Sembrar tu huerto urbano en Menorca

Es el último paso para hacer realidad tu huerto. En Jaype, te recomendamos que si eres amateur empieces por la segunda opción, pues los resultados son más rápidos y evidentes. Las semillas en cambio, requieren de unos procedimientos y pautas más complejas.

Si eres principiante, te recomendamos empezar con estas hortalizas y verduras:

  • Tomates: crecen bien en cualquier maceta y dan bastantes frutos
  • Lechugas: crecen rápido y en cualquier momento del año
  • Perejil: necesita poco riego durante todo el año, se propaga con facilidad y se utiliza mucho para la cocina.

Si, por el contrario, te decantas por sembrar, te dejamos a continuación una guía de pasos para que lo hagas debidamente:

  1. Humedece el medio de cultivo antes de sembrar
  2. Haz un pequeño agujero que no supere 2 veces el tamaño de la semilla.
  3. Coloca 2-3 semillas en cada agujero y cúbrelas con una ligera capa de sustrato.
  4. Una vez germinadas, escoge la más fuerte y quita las otras dos, dejarás espacio para que crezcan bien.

Y como casi cualquier plantación, el riego es esencial para su crecimiento. En otros posts, hemos hablado también sobre el riego en un jardín.

Para los huertos debes tener en cuenta la época y el tiempo, pues no se debe regar lo mismo en invierno que en verano ni un día que ha llovido mucho con uno que ha hecho mucho sol. Además, si las riegas más de lo necesario puedes provocar una pérdida de nutrientes para su desarrollo o incluso que mueran por asfixia. Si por el contrario, la cantidad de agua es insuficiente, pueden secarse y marchitarse.

Existen dos tipos de riego

Riego para huerto urbano

  • Manual: con una regadera o manguera para huertos pequeños. Se debe regar muy poco a poco y asegurarse que se infiltre bien.
  • Automático: si tu idea es hacer un huerto un poco más grande y quieres suprimir la tarea de regar, lo mejor es instalar un riego automático por goteo, que se controla a través de un programador. Son asequibles de precio y fáciles de montar.

Una vez tengas el espacio y todo el material, solo faltará tu voluntad para iniciarte con tu propio huerto y ver con el tiempo como recoges los frutos de tu labor.

Esperemos que con este artículo te hayamos podido ayudar en tu andadura hacia la creación de un huerto. Pues además de obtener tu propia comida 100% ecológica, ofrecerás un nuevo estilo en tu terraza o balcón. Si te ha gustado este post, y quieres aprender más, no dejes de seguirnos en nuestro blog.

Seguir leyendo